Buscando tarjeta
Publicidad
Publicidad

Dentro del sector económico, siempre se han escuchado muchos conceptos y términos asociados a ello, pero uno de los más curiosos y menos escuchados de todos, es la economía naranja.

Está referida a las industrias culturales y creativas, de cómo las mismas pueden generar ingresos y hacer crecer la economía de una determinada región, localidad o país.

México, es un gran ejemplo de cómo funciona la economía naranja, ya que siempre ha sido un lugar muy rico cultural y artísticamente, por lo que muchas personas pueden tener un ingreso mensual de dichas industrias.

¿Qué es la economía naranja?

El libro denominado “La economía Naranja, una oportunidad infinita”, de  Pedro Felipe Buitrago Restrepo y Iván Duque Márquez, es un manual que hay sido diseñado y escrito con el propósito de presentarle las ideas y conceptos clave de un debate en gran parte desconocido, pero que es importante para el de desarrollo que Latinoamérica. 

En dicho libro, se hace la definición de la economía naranja como las actividades mediante las cuales se transforman servicios culturales en bienes económicos.

Los bienes comercializados contienen un valor intelectual, porque los mismos surgen del conocimiento y de las ideas de sus creadores.

Desde otro punto de vista, engloba todas las actividades económicas que se relacionan con el arte, la investigación, la cultura, la tecnología, la ciencia, entre otros; todas estas actividades, tienen en común la creatividad como característica principal, por lo que también se le llama economía creativa.

Este modelo de economía le da valor a la creatividad, a la expresión cultural y a la innovación, a través de los bienes y servicios que se generan de ella,

Algunos ejemplos de economía naranja son la promoción de emprendimientos y eventos culturales, formación de profesionales en áreas creativas, promoción de turismo cultural y la protección de derechos de propiedad intelectual.

La diversidad cultural que existe en México, ha sido la base para el desarrollo de la economía naranja en el país, pues su herencia y patrimonio artístico ha influido en la música, en el arte, en la gastronomía y en muchas otras expresiones creativas, brindando una gran inspiración para creadores y artistas. 

¿Qué profesiones forman parte de la economía naranja?

economía naranja: muchos lápices de colores en un tarro de cristal

El uso de máquinas que automatizan los procesos industriales que eran hechos por las personas, ha hecho que la economía se base más en el talento, en la cultura y en la imaginación. Todas estas características pueden ser encontradas en las personas, específicamente en la economía naranja.

Existen profesiones específicas que forman parte de la economía naranja, las cuales son las siguientes:

Arte

La danza, la escultura, el teatro, la pintura y el cine, son algunas de las manifestaciones artísticas más comunes y también han empezado a tener un mayor peso en la economía, ya que sirven como puente para mostrar la cultura de los países, especialmente un país culturalmente rico como México.

Comunicación

El sector de la comunicación ha experimentado un cambio y un crecimiento muy grande en los últimos años, gracias a las redes sociales y a los canales digitales, ya que son herramientas que son usadas por los medios tradicionales y por los medios digitales, porque a través de ellos, pueden brindar sus contenidos al público.

Una buena parte del crecimiento de la profesión de la comunicación, se debe a la aparición de los influencers, streamers y community manager, que son profesiones que tuvieron su origen en plataformas online.

Gastronomía

La cocina también es un espacio creativo e imaginativo, por eso es una de las profesiones más representativas de la economía naranja, porque en ella se emplean las herencias culturales y las tradiciones de los países, a través de la comida.

Mediante la gastronomía, se puede transformar lugares en destinos turísticos o exportar un ingrediente de origen local.

Programación

La tecnología se ha convertido en algo indispensable en todos los sectores de la economía, ya que aporta valor a los bienes y servicios que las personas y empresas ofrecen en línea.

La creación y mantenimiento de software es indispensable para la economía naranja, siendo una de las profesiones dentro de la misma de mayor crecimiento, con numerosas y variadas opciones de empleo.

Emprendimiento

El emprendimiento también es considerado dentro de la economía naranja, ya que es una oportunidad de transformación de los sectores que necesitan cambiar sus modelos de producción, ya sea para hacerlos más amigables con el medio ambiente o solo para que sean más modernos.

Características de la economía naranja

Las características de la economía naranja, van más allá del origen de su nombre, aunque su requisito esencial es que las ideas se puedan transformar en servicios o bienes.

La característica más distintiva de la economía naranja, es que su enfoque es hacia la industria artística y cultural, recientemente, debido al crecimiento de la tecnología, han sido incluidos otros sectores como la programación, telecomunicaciones, robótica y creación de contenidos. 

Además de las nombradas anteriormente, se refleja en actividades como artes escénicas y visuales, música, cine, moda, arquitectura, diseño, videojuegos, mercadotecnia y literatura.

El turismo cultural también forma parte, ya que los lugares históricos y culturalmente representativos de una región, pueden ser visitados por turistas y representar un ingreso dentro de este tipo de economía.

De acuerdo a información compartida por la UNESCO, la economía naranja representa el 3% del PIB a nivel mundial y da empleos a más de 30 millones de personas alrededor del mundo.

Como se trata de una industria que se basa en ideas, una de sus características más notables es la constante innovación que ofrece, sus productos tienen elementos únicos y no son elaborados por volumen y se utilizan herramientas digitales en todos sus procesos.

ilustración económica con una persona sosteniendo un ordenador y en el fondo monedas, gráficos financieros y un gran ordenador

México y la economía naranja

México siempre se ha caracterizado por ser un altamente creativo y cultural, por eso su idiosincrasia es conocida alrededor del mundo, por ejemplo, su gastronomía es mundialmente reconocida y admirada en cualquier región extranjera.

Por eso no es de extrañar que la economía naranja se encuentre en aumento en México, especialmente en el emprendimiento creativo, en la forma de apoyo a startups, incubadoras y espacios de coworking, ofreciendo oportunidades para los emprendedores que deseen desarrollar y comercializar sus ideas.

Uno de los beneficios de la economía naranja en México, es que gracias a su posición geográfica, es un lugar de encuentro entre América Latina y entre América del Norte, haciendo que la exportación de productos creativos pueda hacerse a mercados más cercanos.

México también se ha visto privilegiado por tener numerosos lugares históricos y conocidos mundialmente, lo que hace que el turismo cultural aumente y sea una fuente de ingresos sólida para el país, además de generar empleo en sectores como la gastronomía, el diseño, la artesanía y el arte.

El impacto de la economía naranja en México es tal, que solo en el año 2022, la industria audiovisual del país tuvo una inversión extranjera de alrededor de $680 millones de dólares, solo en películas y series. Esta cifra podría ser duplicada en los próximos tres años.

México contiene un gran potencial para incrementar su crecimiento en la economía naranja, el país tiene grandes fortalezas para seguir formando talento y para promover su identidad cultural. 

¿Está claro qué es la economía naranja? Pues sí, descubra otros conceptos económicos en nuestra web.