Buscando tarjeta
Publicidad
Publicidad

Los errores financieros pueden ser parte de tu formación integral como individuo social, sin embargo, esto será así solo si logras aprender de ellos para no volver a cometerlos y terminar por arruinar tu economía personal.

Para poder construir un nuevo aprendizaje hay que equivocarse. También es válido usar las experiencias ajenas para complementar ese aprendizaje financiero. En este artículo abordaremos algunos de los errores más comunes y que nos pueden llevar a vivir situaciones económicas difíciles.

¿Cuáles son los errores financieros que cometemos regularmente?

Cuando se habla de estabilidad económica, no sólo se delimita al ámbito de los negocios o empresarial, también implica la relación cotidiana que tenemos con el dinero en el terreno familiar. Por eso, se considera que la economía doméstica también debe ser tratada como se trata en un negocio.

Para poder profundizar en el tema, a continuación, estaremos revisando algunos de esos errores financieros que pueden arruinar tu estabilidad personal.

1. Falta de planificación financiera

Definitivamente, la única manera de no cometer errores financieros que pueden arruinar tu economía personal, es la planificación anticipada de tus finanzas. No te vamos a mentir, para ello debes invertir una parte considerable de tu tiempo, pero la verdad es que te puede ahorrar un gran dolor de cabeza.

Aunque aquí no nos vamos a detener en detalles de lo que debes hacer en un plan financiero, si es importante que sepas que lo primero que debes hacer es un balance de ingresos y gastos, ya que, uno de los errores más comunes es no tener noción de si gastas más de lo que ganas y cómo evitarlo.

2. Gastas más de lo que puedes

Este punto está íntimamente al anterior, ya que no puedes saber si gastas de forma excesiva hasta que registres cada peso que utilizas y en qué. Por ejemplo, podrías comenzar por el café y el postre que consumes cada tarde, sumas el gasto diario y tendrás el monto total a final de mes, verás cómo te sorprende.

Esto te puede ayudar en gran parte a saber cuáles son los errores financieros más comunes, ya que, cada peso cuenta cuando se trata de conseguir una buena salud financiera.

3. Pagos de servicios extras

Seguramente tendrás en estos momentos alguna suscripción a televisión por cable o alguna otra plataforma de streaming.  Si estás pasando problemas financieros tal vez deberías evaluar si debes prescindir de ellos y usar ese dinero para iniciar un plan de ahorros.  

4. Subsistir con el crédito

En este apartado vale la pena profundizar un poco más; según algunos expertos, el crédito al consumo es una nueva forma de esclavitud. Cada vez más crece el hábito de usar las tarjetas de crédito para comprar artículos cotidianos, lo cual se puede convertir fácilmente en intereses altos que pagar.

Este es uno de los 5 problemas financieros más comunes entre la población, vivir por encima de nuestras posibilidades reales gracias a que nos brinda la oportunidad de pagar todo a meses, pero la verdad es que estamos cancelando dinero que aún no hemos pagado.

Si lo vemos más detenidamente, esta es una de las razones por las que el dinero que se percibe no alcanza, ya que se debe destinar a gastos del pasado y ya no está disponible para asuntos verdaderamente importantes.

5. Usar el valor de tu casa como una salida financiera

Es una práctica muy común refinanciar o hipotecar una casa para obtener liquidez, sin embargo, no siempre es una buena idea. La verdad es que entre las consecuencias está que tu hogar no sea realmente tuyo sino del banco y que al final si quieres vender, realmente no recuperarás tu inversión.

6. Vivir de tu sueldo

Aunque en un mundo ideal deberíamos poder vivir holgadamente con una nómina, la verdad es que la fluctuación de la economía puede cambiar este panorama de un momento a otro. Incluso, aun teniendo tu economía controlada, cualquier gasto excesivo o imprevisto podría desencadenar en un desastre.

Una de las recomendaciones de los expertos, es planificar un plan de ahorros que te permita guardar lo correspondiente a tus gastos de tres meses, para usarlo en estos casos de crisis y no tener que agotar tus ahorros.

7. No invertir

En concordancia con el aspecto anterior, para prevenir futuros problemas financieros, lo ideal es buscar cómo poner tu dinero a producir por medio de inversiones. También existen cuentas de jubilación con impuestos limitados que pueden hacer que tu inversión crezca de forma sostenible.

8. Pagar con tus ahorros

Es probable que ante el agobio de una deuda que generan altos intereses se tomen decisiones como pagar lo adeudado con tus ahorros, pensando que te beneficia más pagar antes que seguir cancelando intereses. Tal vez sea una solución si quedara allí, aunque se corre el riesgo de caer en la tentación de una nueva deuda.

9. Endeudarse con una casa más grande

Invertir en un inmueble es una buena idea siempre y cuando su precio se adapte a tus posibilidades de pago. A veces nos dejamos llevar por la emoción de comprar una casa más grande, aún sin necesitarla. Sobre todo, porque hay que incluir impuestos, gastos de mantenimiento, altos costos en servicios públicos.

Cuando la inversión nuestra casa no es proporcional a nuestra capacidad de pago entonces no es un buen negocio.

 10. Adquirir un coche nuevo

No te vamos a decir que es malo comprar un coche nuevo, solo hablaremos cuáles son los problemas que puede ocasionar. Si no puedes pagar un auto en efectivo debes pedir un crédito para comprarlo, esto generará intereses por un activo que se deprecia. En muchos casos al cambiar el coche cada dos o tres años se pierde dinero.

En este caso, lo más recomendable es comprar un coche que genera menos gastos, por ejemplo, en combustible o un coche más económico que se adapte más a tu situación financiera.

¿Cómo evitar los errores financieros que pueden arruinar la economía personal?

Primero debemos advertir que no existe una fórmula mágica para preservarnos de cometer errores financieros. Sin embargo, existen algunas normas en el ámbito económico que se pueden seguir para evitar caer en este tipo de situaciones.

Pagar puntualmente las deudas

Cuando adquieres un compromiso o deuda, también se adquieren ciertas obligaciones como el pago puntual de la misma. En el caso contrario, existe una penalización como recargos o intereses de mora y además se afecta tu récord crediticio, lo que influirá en el estudio de cualquier solicitud de otros productos financieros en un futuro.

En este caso, lo mejor es conocer tu capacidad de pago y no usar la tarjeta de crédito como una extensión de tus ingresos mensuales.

Evitar deudas con agentes informales

Pedir crédito en casas de empeño o agentes informales siempre genera un endeudamiento mayor, generalmente el doble o incluso más que el sistema financiero.

No uses la tarjeta de crédito como un ingreso

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que no se debe usar para ir al mercado o salir a comer, más bien se puede aprovechar para adquirir bienes y servicios que mejoren la calidad de vida, como una casa, un carro, educación, entre otros.

Cuenta con un plan de ahorros

Cuando haces un estudio financiero personal debes incluir un plan de ahorros a mediano y largo plazo. Independientemente del instrumento financiero que utilices, lo importante es contar con un colchón que te permita vivir sin preocupaciones económicas.