Buscando tarjeta
Publicidad
Publicidad

A estas alturas, se habla con más frecuencia de planificación familiar, abarcando todos los ámbitos de familia que puedan existir, se planifica la cantidad de hijos, se planifica los gastos mensuales, se planifica las vacaciones, se planifica los regalos de navidad.

Y es increíble como el ritmo de vida actual se basa en la planificación, existe un plan de vida que todos tratamos de llevar a cabo lo mejor posible, pero hablar de planificación significa que no solo se plantean metas y logros, se deben tener en cuenta las estrategias que se necesitan para alcanzarlas.

Momentos que requieren de una planificación

Cuando la familia se conforma mediante la unión de dos personas, no solamente están uniendo sus vidas, a partir de allí se unen sueños, metas y propósitos. Por lo que cosas muy simples como el día a día debe planificarse en función del sueño común.

Por ejemplo, se requiere una planificación en los siguientes casos:

  • Tener hijos: esta es la más importante de todas las planificaciones, el tiempo en el que han de venir, los ahorros y planes de seguros médicos, las circunstancias que le rodean (trabajo, estudios, salud, etc.).
  • Economía familiar: aquí muchas familias fallan, pues muchos durante la soltería manejan sus finanzas con cierto desorden, pero cuando se comparte vida con alguien y más aún cuando hay hijos en medio todo cambia, la planificación es fundamental.
  • Ahorros: si no se tiene una estricta disciplina de manejo de las finanzas el ahorro es imposible de lograr, la mayoría de las familias deben establecer planes de ahorro para alcanzar metas y proyectos, siendo las colegiaturas universitarias la mayor razón de emprender en planes de ahorro.
  • Horarios y tiempo: parece de película, pero en estos tiempos es necesario planificar cada minuto del día, tanto si se quiere pasar tiempo en familia, como si se requiere un tiempo de descanso, el ocio es casi inexistente en muchas familias.
  • Compras y gastos: una fuerte relación entre lo importante y lo urgente les permite a las familias planificar sus gastos, saber siempre que cosas pueden esperar un mes o que cosas no pueden esperar un día más.
  • Salir de deudas: endeudadopagarlosVerifique si no está y, si lo está, intente .

Estrategias a la hora de planificar

La planificación familiar no es algo que se invoca y simplemente ocurre, múltiples factores influyen para que no exista de hecho la planificación, la falta de disciplina, por ejemplo.

Es por esto que sugerimos una serie de estrategias para que la planificación familiar tenga éxito.

  1. Sea disciplinado: tome tiempo junto con su pareja para elaborar un plan, trate de entender que la planificación traerá eficacia no solo en sus finanzas sino en todos los ámbitos de sus vidas, pero es tan importante elaborar un plan como cumplirlo disciplinadamente.
  2. Tome en cuenta todas las opiniones: no trabaje como un tirano en la planificación familiar, todos tienen opiniones y metas individuales, es importante tener en cuenta que las decisiones se toman en familia.
  3.  Planifique en función de horarios, presupuestos y necesidades: muchas veces esto hace que las rutinas familiares sen más cómodas, los gastos más organizados y las necesidades cubiertas con prontitud.
  4. Tenga un plan para emergencias: y no es solamente un plan para cubrir emergencias de forma financiera, recuerde que los imprevistos existen. Tenga un plan por ejemplo en caso de enfermar y no poder llevar los niños a la escuela, contar con un contacto a quien pueda llamar facilita muchas cosas, por ejemplo.
  5. Tenga metas: a corto, mediano y largo plazo. Las metas son el motor de todas las planificaciones, nada más satisfactorio que ver los sueños cumplidos, y muchas veces lo único que hace falta es un buen plan.

¿Qué pasa si no veo resultados?

Los resultados en ocasiones no serán inmediatos, pero si usted siente que está remando solo, siente que por mucho que se esfuerce lo planificado no está rindiendo frutos pues sencillamente tome un descanso y:

  • Evalúe que factores no están ayudando.
  • Sea franco y no trate de llevar usted solo la carga.
  • Replantee las estrategias.
  • Propóngase metas alcanzables para el tiempo que realmente tiene para lograrlas.
  • Sea realista y cuente con lo que tiene a la mano, personas recursos y tiempo.

Muchas personas abandonan demasiado pronto sus sueños y metas sin volver a intentarlo, esto de planificar y llevarlo a cabo no es algo que pase de inmediato, pero con mucha constancia y disciplina se puede lograr.

Que su familia sea su mejor equipo

Todo el apoyo lo puede obtener si planifica con claridad y delega cargas en otros miembros de la familia, la productividad de un hogar va directamente ligada a las obligaciones y el compromiso que tiene cada uno de quienes lo conforman.

Es claro que no todos van a producir financieramente, pero mientras unos se ocupan de ese tema los demás miembros pueden ocuparse de cosas que hagan un impacto en la economía, por ejemplo, los chicos pueden ayudar a limpiar y organizar.

La familia en ocasiones ha de negarse algunos lujos para contribuir con el ahorro que permita adquirir bienes que benefician a todos como una vivienda propia o un nuevo vehículo, más grande y cómodo.

No se rinda y use todas sus fichas.

Cuando el plan A falla recuerde que hay plan B, plan C y así hasta que logre ver encaminada a su familia en una correcta planificación y ejecución de la misma, no toma el primer mes y probablemente pase un buen tiempo.

Lo importante es que lo logre, que sus hijos cuenten con la seguridad y la estabilidad que brinda una planificación y que cuando les toque a ellos puedan ser tan perseverantes y organizados como lo fue usted.

Recuerde la planificación familiar es mucho más que contar números y que todo buen plan traerá buenos resultados, las familias organizadas cuentan con más herramientas que aquellas que no tienen ningun plan.

Es muy fácil fallar si no se ha planificado, pero es muy difícil fallar cuando ya se ha planificado, y sobre todo cuando se han implementado estrategias familiares que beneficien el sueño común.

Ver también: Top de 7 aplicaciones para administrar finanzas personales