Buscando tarjeta
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de finanzas muchas personas pierden las esperanzas, algunos están sujetos a salarios fijos muy bajos, otros pueden tener mejores ingresos, pero están sumidos en deudas, y para otros el tema se reduce a sobrevivir.

El asunto es que las finanzas personales varían de persona a persona, según las condiciones sociales que esta enfrenta, tiene muchas implicaciones el tema financiero, hablar de ahorros o de pago de deudas para muchos es cuesta arriba.

¿Qué son las finanzas personales?

Todos los individuos activos laboralmente hablando perciben un salario, las finanzas personales son las entradas y salidas de dinero que una persona pueda tener, muchos tienen hábitos financieros saludables, pero otros no saben manejar esos ingresos y egresos.

Un buen manejo de las finanzas equivale al uso consciente que le damos al dinero que percibimos, teniendo en cuenta los gastos fijos mensuales, las inversiones y los pagos de deudas, esto con la finalidad de que podamos cubrirlo todo sin que sintamos que nos asfixia nuestra propia economía.

Consejos prácticos para el manejo eficaz de tu economía personal

Las finanzas personales requieren no solo de consejos, se necesita auto disciplinarse, y tener el mínimo de conocimientos de economía, y la voluntad para poner en práctica estos consejos, presta atención:

1.    Cuenta con lo que realmente tienes.

Estar consciente de cuáles son tus ganancias netas mensuales te ayudará a planificar mejor tus gastos, no cuentes con lo que “podrías ganar sí”.

2.    Saca cuentas de todos tus gastos fijos mensuales.

Tener en cuenta la cifra exacta de gastos que puedas tener en un mes, te dará una idea de lo que puedes destinar para cada cosa, lo cual te da un margen de estimación del dinero que podrías ahorrar.

3.    Usa todas las alternativas que minimicen tus gastos y aporten un ahorro a tus finanzas.

Cosas tan simples como apagar las luces para ahorrar energía, usar el teléfono solo si es necesario, ir en bicicleta o autobús al trabajo, comprar las frutas de temporada, suspender las suscripciones a cualquier tipo de revistas o periódicos, son solo una muestra de que se pueden reducir los gastos.

4.    Paga todas tus deudas.

En lo posible procura no tener deudas, ni facturas vencidas, ni comprar a crédito, evita cualquier cosa que se traduzca en deuda.

5.    Hazte un plan de metas.

Cuando no tenemos metas que alcanzar probablemente todos estos consejos carecen de sentido, se ordenan y administran las finanzas personales porque no solo hay facturas que pagar sino hay metas que alcanzar. ¿Qué deseas? ¿comprar una casa? ¿ir de vacaciones? Todo está en las metas que te fijes, y en canto trabajes por ellas.

6.    Aumenta el flujo de ingresos.

Muchos podrían pedir un aumento de sueldo y eso cubriría sus gastos, pero hay más formas de aumentar tus ingresos, un oficio que te permita adquirir un dinero extra durante tu tiempo libre, busca actividades que de hechos queden luego produciendo dinero sin tanto esfuerzo.

7.    Compra cosas de calidad.

Aunque suelen aumentar el gasto seguramente serán más duraderas y es allí donde se verá el ahorro, por ejemplo, un buen par de zapatos puede ser más costoso que unos zapatos de menor calidad que en poco tiempo debe ser reemplazado por otro. Lo mismo sucede con la ropa, los electrodomésticos etc.

8.    No compre a la primera.

Investigue precios, compare calidad, busque siempre lo mejor, pero adquiera además lo mejor a los mejores precios, no se limite a comprar por impulso, las compras impulsivas son las que más costosas salen.

9.    No gastes tu dinero, inviértelo.

En ciertos momentos puedes llegar a sentir que solo gastas el dinero, pero si haces compras estratégicas, inversiones o simplemente ahorras en un lugar que te genere intereses sobre saldos diarios, dejaras de sentirte así.

10.  Presta atención a la fuga de dinero del hogar.

Una llave sin reparar, una filtración que no es atendida, una fuga de gas desapercibida, todas estas cosas es mejor arreglarlas a tiempo, podrían desencadenar un gasto mayor y en ocasiones llegan a ser irreparables. Atiende esto como prioridad y míralo como inversión y no como gasto.

11.  Destina una parte para emergencias.

Crea un fondo que sea intocable, solo para atender emergencias, una pequeña parte fija, pase lo que pase. Enfermedades, accidentes, catástrofes naturales, siniestros, nada que no se acerque a eso puede llamarse emergencia.

12.  Guarda algo para el retiro.

Se dice que la libertad financiera se logra cuando puedes ahorrar lo del gasto de un año completo sin tener que trabajar por ello, algunos le llaman la regla del 25 y es el ahorro de lo que gastarías en los siguientes 25 años sin necesidad de trabajar por ello. Guarda una pequeña parte para tener ahorros para el retiro.

¿Por qué es tan importante enseñar sobre finanzas?

Cada vez son más los casos de personas que se declaran en bancarrota, o embargos de propiedades, o personas que pierden credibilidad financiera en entidades bancarias. Y tal vez todo radica en una inadecuada educación financiera desde el hogar.

Conoce más de tus propias finanzas

En la medida en que vas organizando tus finanzas personales puedes ir conociendo tu potencial, lo que necesitas para reducir gastos y lo que necesitas para aumentar ingresos, la práctica de la economía te permitirá conocer sus limitaciones.

Nunca es tarde para poner orden en los temas financieros, una adecuada organización y sobre todo el aprender a decir “no puedo” en reemplazo del “me lo merezco” es lo que hará la diferencia en sus finanzas.

Recuerde en todo momento que parte de su vida la pasará trabajando, procuré dejar algo para el disfrute para cuando ya no pueda trabajar, aprenda ahora a manejar sus finanzas personales y tal vez pueda retirarse antes de lo que usted cree.

Obtenga más información sobre cómo ahorrar e invertir aquí.

Deje un legado entre los suyos

Cuanto antes comience a enseñar sobre finanzas a sus hijos será mejor, está garantizando que va a blindarles la economía, aun antes de que comiencen a ganar su propio dinero, inculque la cultura del ahorro y el buen manejo de su economía.